Tejiendo redes con Consul

De Madrid al mundo: decenas de instituciones replican la plataforma Decide Madrid.

Por Ana Doria.

¿Qué tienen en común Madrid, Buenos Aires, La Libertad, Turín, Cádiz, Lima, Coruña, París y Toledo?

Son parte de la red internacional de ciudades e instituciones que utilizan Consul, el software libre en el que está basado Decide Madrid, la plataforma de participación ciudadana del Ayuntamiento de Madrid. La red de ciudades Consul, conformada por más de 50 instituciones, participaron en la primera edición de la ConsulCon, celebrada en Madrid los pasados días 16 y 17 de noviembre de 2017.

“La acción de votar es importante, pero no suficiente, y lo podemos hacer mejor”, enfatizó Beth Noveck, directora de GovLab en la apertura de ConsulCon17 y recordó que “con el poder de las tecnologías podemos y debemos hacer la diferencia”. Con estas ideas disparadoras se dio inicio a las jornadas.

ConsulCon17, dos días de trabajo colaborativo y conferencias técnicas, tuvo lugar en MediaLab Prado, en el marco de “Ciudades Democráticas”, donde personas de todo el mundo, actuales y futuros usuarios de Consul, expertos en participación, desarrolladores y programadores, funcionarios y políticos, se reunieron para repensar y rediseñar la herramienta de participación a partir de la experiencia de los usuarios. Fueron 2 días, 27 ponencias y más de 300 participantes y representantes de más de 60 ciudades de España y otros países.

Cuando crearon la plataforma, reveló Pablo Soto, Concejal Delegado del Área de Participación Ciudadana, Transparencia y Gobierno Abierto, confiaron en que Consul sería un “proyecto que va a cambiar el mundo”. Y años después esta utopía empieza a hacerse realidad.

Consul existe desde el año 2015 y dos años posteriores a su creación más de 60 instituciones de todo el mundo la implementan. Pero utilizar no significa solo hacer uso de sus ventajas, sino que son parte de la comunidad Consul, donde todos desarrollan e intercambian experiencias y conocimientos de su uso de manera colaborativa y horizontal. Y esto es lo que ha sucedido en el evento ConsulCon17.

Brevemente, para los gobiernos e instituciones: Consul permite llevar adelante diferentes procesos participativos y cogobernar con la ciudadanía. Se puede aplicar a cualquier institución y se adapta fácilmente.

Para la ciudadanía: Consul es la plataforma que permite proponer, votar, debatir y decidir la ciudad que quieres y deseas, a partir de acciones vinculantes, mediante mecanismos de democracia directa y participativa. Consul permite configurar y utilizar mecanismos de participación como las Propuestas Ciudadanas, Presupuestos Participativos, Legislación Colaborativa, Debates y Votaciones.

En lenguaje técnico, Consul es una plataforma basada en un framework de aplicaciones web de código abierto escrito en el lenguaje de programación Ruby, creado por el programador japonés Yukihiro “Matz” Matsumoto. https://github.com/consul/consul

Durante el encuentro, informáticos y desarrolladores estuvieron trabajando codo a codo con funcionarios, políticos y la ciudadanía. A través de hackatones, talleres y mesas de trabajo coordinadas por los equipos técnicos de Consul, exploraron nuevas funcionalidades y saldaron soluciones a la plataforma a partir de la experiencia. También se realizaron diferentes metodologías basadas en design thinking y pensaron cómo mejorar la plataforma para aportar más valor al ciudadano y al funcionario.

De estos hackatones y talleres surgieron resultados técnicos concretos que fueron hábilmente resumidos por Manuel Ortega en su blog en la nota Retos para la participación en las ciudades y las organizaciones” Se ha avanzado en la visualización de la información publicada en Consul; se han generado conversaciones y trabajo con organizaciones para adaptar la plataforma a este tipo de instituciones más allá de los gobiernos; se han pensado mecanismos para incentivar la participación, como por ejemplo premiar a los usuarios más activos; o también se ha avanzando en integrar la lógica de toma de decisión por consenso.

Uno de los interrogantes más cuestionados durante las jornadas de ConsulCon fue ¿cómo construimos una cultura más participativa? En un espacio donde las sinergias fluían naturalmente, todos unidos por el mismo motivo, se pudieron encontrar respuestas e ideas disparadoras a estas cuestiones. Los testimonios reales de las administraciones fueron la clave.

Y si bien los contextos de cada ciudad e institución son diferentes, entre todos han coincidido en asumir el reto de la participación ciudadana y la cultura participativa, para materializar una democracia real que combine tecnologías, participación y colaboración.

Aurora Madrigal Suarez, de Montes de Oca, Costa Rica, es la responsable del proceso de presupuestos participativos y ha señalado que con Consul pueden llegar a todas las poblaciones que les ha costado alcanzar para que participen con sus propuestas. O ante un problema que les atañe a todas las ciudades como es la brecha digital, Joan Arnal, responsable de los presupuestos participativos de Tarragona, sugirió que “la brecha cultural digital la tenemos que cubrir nosotros, (la administración) y no exigir al ciudadano”.

Por otro lado, Mari Romero, de Huesca, concejal de Tecnología y Atención Ciudadana, recomendó que los procesos participativos “hay que planificarlos y tienen que funcionar. La gente se tiene que ver reflejada. Hay que dar rendición de cuenta. Y que sea un avance hacia recuperar la democracia.” Mientras que

Carolina Toro Morales, Subsecretaria de Planeación y Evaluación del Gobierno de Jalisco, México, compartió la importancia de los presupuestos participativos en las zonas rurales más alejadas de la ciudadana y que tienen poca presencia del Estado. Y cómo ha cambiado la vida de los vecinos.

Consul se puede traducir de diferentes maneras según cada localidad: Zamora Participa, Huesca Decide, Toledo Participa, DecidiTorino, GanaPienso (Nariño,Colombia), Buenos Aires Elige, Aporta Aberta en Coruña; por mencionar solo algunas de las tantas ciudades que implementan la plataforma. Mientras que en Toledo eligieron Consul “para aquella gente que no va a las asambleas, no va a los consejos, pero quiere participar y no sabe cómo”, dijo Alan Galan Soria, Concejala delegada de Participación Ciudadana y Transparencia del Ayuntamiento de Toledo. En Zamora, Javier González, Coordinador de Zamora Participa, contó: “elegimos Consul por ser una plataforma de software libre y porque asegura una total y absoluta transparencia de qué es lo que les ocurre a los ciudadanos”.

En ConsulCon17 se vivieron experiencias concretas. Debates horizontales y descentralizados, donde se han aprovechado cada uno de los instantes, hasta los tiempos de cafés y comidas, para intercambiar opiniones, hablando de democracia y tecnologías. Se ha tejido una amplia red de ciudades globales de Consul que sigue creciendo. Durante las jornadas esta comunidad se ha visto beneficiada con la incorporación de 7 nuevas ciudades: 5 latinoamericanas y 2 españolas.

Más de 60 desarrolladores están trabajando por Consul, y durante estos dos días estuvieron todos juntos hackeando la plataforma, aprendiendo y definiendo cómo colaborar de manera efectiva, para potenciar esta herramienta que es de toda la ciudadanía.

En ConsulCon17 no solo se habló de programación, códigos y Ruby, sino que por sobre todo se reflexionó acerca de procesos de innovación democrática, mecanismos de participación ciudadana y la utilización de tecnologías y plataformas online. El equipo de Consul, funcionarios, usuarios y promotores de la plataforma demostraron estar siempre abiertos a asumir nuevos retos: saldar soluciones aún no resueltas, reconocer errores y fracasos para seguir creciendo y avanzar. Porque el objetivo final y el motor impulsor es promover la participación. Como indicó Beth Noveck: “la participación ciudadana es la solución y la respuesta”.