Del post capitalismo a la inteligencia colectiva

“Soy una señora mayor, una política ocasional. Qué es una alcaldesa? Soy una vecina más que gestiona la ciudad de Madrid”. Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid, protagonizaba junto con Julián Assange, fundador de Wikileaks, una de las dos intervenciones estelares de la conferencia internacional #CiudadesDemocráticas desarrollada viernes y sábado en el Museo Reina Sofía, organizada por D-CENT Proyect en colaboración con Media Lab Prado. Este evento ha estado precedido toda esta semana por #DemocracyLab; sesiones, presentaciones y talleres  sobre democracia directa, participación ciudadana, redes comunes y software libre. Política, tecnología y ciudades.

Eva Rueda

La ciudad, sus espacios, la participación, la gestión compartida, los ciudadanos, nuestros políticos, la tecnología que permite conectarnos en redes, el postcapitalismo, la renta básica, la uberización de la economía, el negocio de los datos, los referéndums, el neoliberalismo, las herramientas que democratizan la ciudad, la innovación ciudadana, las redes comunes, Wikileaks,  la alcaldesa que quiere seguir siendo una persona normal… De todo esto, y algo más, va Ciudades Democráticas.

Manuela

Intensa y variada jornada la de ayer. Junto a las mencionadas entrevistas-conversaciones de Carmena y Assange, se desarrollaron diversas conferencias y tres mesas de debate sobre propiedad privada y capitalismo, democracia, economía, tecnología, seguridad y privacidad o sistemas de participación democrática como forma de hacer política directa. “Yo intento redefinir la política” dijo la alcaldesa “porque un cambio verdadero significa cambiar las estructuras, se ha acabado ya el tiempo de las leyes como siempre”. En su conferencia-conversación con el periodista de The Guardian Paul Mason, Carmena recordó que “el poder siempre ha dejado virus” y alertó -y no fue la única- en manos de quién está la tecnología. “Debemos tener cuidado y ser los gestores políticos los que exijamos las necesidades tecnológicas y no al revés”, concluyó. Muchos ojos y muchos oídos atentos a las opiniones de esta mujer que está liderando una nueva forma de hacer política desde dentro y que ayer lanzó un mensaje a los jóvenes: “vais a  ser la generación que vais a cambiar la situación de este país y vais a hacer una democracia  diferente”. La alcaldesa incidió en un aspecto nada habitual en el discurso político: “hay que dar importancia a la estética y a los deseos de felicidad de los ciudadanos”.

Minutos después, desde la embajada de Ecuador en Londres, donde permanece recluido, Julián Assange mantuvo en directo por streaming una charla con Pablo Soto, concejal de Participación Ciudadana y, Transparencia de Madrid. El fundador de Wikileaks habló sobre el TTIP (Madrid se ha declarado ciudad libre), sobre las revueltas ciudadanas del mundo árabe, el 15-M y las movilizaciones globales, sobre las corrupciones reveladas por Wikileaks con un matiz que no pasó desapercibido a muchos: “no es suficiente con las protestas, es preciso romper las estructuras de poder”. Assange incidió en la falta de libertades y en el riesgo de que empresas privadas sean las dueñas de la tecnología. Soto recordó que la detención de Assange fue ilegal y pidió su liberación. Vibrante despedida ante un auditorio emocionado:”te esperamos en Madrid, no te rindas”.

La brasileña Raquel Rolnik, experta en política urbana y vivienda, no tuvo pelos en la lengua: “el espacio publico no puede convertirse en propiedad privada del estado”, “el verdadero cloud que arrasa el planeta es el capital financiero”. Rolnik criticó abiertamente el modelo de Smart City por reducir el espacio público de la ciudadanía y lanzó un potente y poético alegato contra el neoliberalismo: “estamos en momento de construcción del común; necesitamos imaginación”, concluyó.

Postcapitalismo, comunes digitales y ciudades democráticas 

“Tenemos que construir consensos”, decía Paul Mason. “Necesitamos una alianza” apostillaba Trebor Scholz, académico y activista. Una mesa de debate en torno al postcapitalismo en la que se habló de la necesidad de crear nuevos marcos económicos y políticos. El periodista aludió a cómo las TIC hacen posible el socialismo utópico, mientras Francesco “Bifo” Berardi, filósofo, incidió: “el capitalismo ha muerto pero vivimos dentro del cadáver, no hemos encontrado una salida. Las cosas desde Madrid se ven esperanzadoras pero el  lado oscuro es que está surgiendo un frente soberanista nacionalista”. El trabajo precario no es precisamente algo que te dé poder”, matizaba una brillante Francesca Bria que reveló en esta frase una evidencia no tan evidente: “A Silicon Valley le interesa la renta básica universal porque con ella puede librarse del estado de bienestar”. Y cómo pasamos de capitalismo hacia un post-capitalismo y no a un nuevo feudalismo?. Scholz aportó gramos de realidad en su intervención sobre la uberización de la economía y sobre los nuevos cooperativos digitales que están surgiendo en NY. “Tenemos que  a construir plataformas abiertas que permitan el cooperativismo a través de tecnología, desarrollar una economía colaborativa que devuelva la prioridad a trabajadores”.

reina sofia

Terminan muchas cosas y es el inicio de otras muchas. ¿Cómo conseguimos la autonomía para reprogramar la sociedad?. Andreas Gross estuvo en espíritu cuando Bruno Kaufmann, presidente de la comisión de Democracia de Falun (Suecia), recordó su definición de democracia; “es mirar en el espejo y que lo que ves no te guste,  pero no rompes el espejo, intentas mejorarlo”. En el debate “Nuevas oportunidades en la era digital de reinventar la política” preguntaba retóricamente el urbanista Adam Greendield: ¿qué significa ser un individuo?. Kaufmann también: “necesitamos más democracia directa, cuál es el siguiente paso?”. Más preguntas, además de propuestas, las de Evgeny Morozov tras criticar el feudalismo de facebook y su política de datos: “si los ciudadanos estuvieran realmente en el poder, ¿cómo podríamos establecer un régimen común de propiedad de estos datos?”.

El concejal Soto cerró así la jornada; “Es estimulante que personas de todo el mundo estén aquí y puedan encender la inteligencia colectiva. Se está haciendo esto en un museo. Os dáis cuenta? todo puede pasar en Madrid”.

Galería fotográfica de la sesión de del 27 de mayo del #DemocracyLab

Diálogo en redes sociales en los hashtags: #CiudadesDemocráticas #DECENTMadrid

http://e-light-security.jp/
http://1or0.info/
www.curet.jp
http://別れさせ屋方法.com/